viernes, 1 de junio de 2012

CARTA DE MONS. CARMONA A UN ARTICULISTA DEL PERIODICUCHO "EN MARCHA"

1.- En el periodicucho "EN MARCHA", dignísimo órgano oficial de la Arquidiócesis de Hermosillo, algún articulista deshonesto, que no firma lo que escribe, ha lanzado contra mi tan furibundos ataques que, de no haberme alguien sostenido, hubiera caído fulminado. ¡Y cómo no, si tan hábilmente maneja armas tan pavorosas como son la difamación y la mentira! ¿Quién podrá resistir a un guerrero tan valiente y bien armado? Ya lo vereis.
Miente cuando afirma "un grupo de seguidores del sacerdote disidente Carmona construye un templo en el fraccionamiento Las Aves"
- No son seguidores mios, son católicos y punto; pero cuando se decidan a construir un templo católico, tan pronto como este deshonesto articulista se descubra, le pediremos permiso para que quede bien enterado.

2.- Miente cuando afirma que "Carmona y por consiguiente el grupo que le sigue, es disidente y cismático de la Iglesia Católica".
- Si nos atenemos al significado que de la palabra "disidente" nos da el Pequeño Larousse: "El que no pertenece a la iglesia oficial", si somos disidentes de la Iglesia Nueva, que es la oficialmente inpuesta, pero que de ninguna manera es la divinamente instituida per nuestro Señor Jesucristo, de la que en ningún momento nos hemos separado. Los disidentes de la Iglesia Católica son otros, son esos obispos y sacerdotes que consciente y deliberadamente se han separado de la Iglesia de siempre para formar parte de la Iglesia Nueva, que en el Vaticano II dieron a luz los Padres Consiliares.

3.- Miente cuando dice que somos cismáticos; pues cismático, en sentido estricto, es aquel que a sabiendas, voluntaria y deliberadamente, se separa de la unidad de la Iglesia (Diccionario de la Fe); pero nosotros en ningún instante nos hemos separado de su unidad; los que se separaron son otros, son esos obispos y sacerdotes que al aceptar una nueva misa, que de MISA no tiene nada, han aceptado también una nueva religión: la hominista, y han apostatado de la verdadera.

4.- Miente cuando afirma que "negamos nuestra obediencia al Papa y a la jerarquía eclesiástica."
- Nunca nos hemos rebelado contra el legítimo sucesor de S. Pedro: el PAPA; pero si nos hemos resistido a obedecer a quienes, no siendo sus legítimos sucesores, han encabezado la autodemolición de la VERDADERA IGLESIA y han puesto en su lugar una nueva, diferente en todo de la que Cristo instituyo y que, como El la instituyó debe llegar hasta la consumación de los siglos.
También nos hemos resistido a obedecer a todos esos obispos traidores que, en lugar de defender con valentía el DEPOSITO SAGRADO que les fue confiado y de levantar su voz para espantar a los lobos que acechaban al rebaño, huyeron a esconderse como buenos mercenarios, desoyendo las ardientes recomendaciones de San Pablo a su discípulo Timoteo:
¡Oh Timoteo! "guarda el depósito sagrado a tí confiado, evitando novedades impías y las contradicciones de la falsa ciencia que algunos profesan extraviándose de la Fe" (l Tim.6.20 y 21) Desoyendo también las enseñanzas del Papa Gregorio XVI:
"Toca sobre todo a vosotros oponeros como muro para que no sea puesto otro fundamento que el que ha sido puesto y custodiar y defender incólume el santísimo depósito de la fe". ("Commiasum Divinitus") ¿Tienen derecho de exigirnos obediencia quienes al Espíritu Santo han desobedecido? Tales mitrados no merecen sino nuestra rapulsa más airada.

5.- Miente cuando dice: "Carmona quien dice fue ordenado obispo por otro obispo cismático..."
- ¿Cuando me entrevistó ese deshonesto articulista para poder afirmar tal cosa? Fui consagrado por el único obispo católico que quedaba, después de la claudicación universal. Obispo que, si bien como humano cometió algunos errores, tuvo la valentía de retractarse y de declarar también con valentía la vacancia de la Santa Sede: "PAPAM NON HABEMUS".

6.- Miente cuando dice que fui excomulgado por "su Santidad Juan Pablo II".
- Quien continúa la autodemolición de la Iglesia, enpezada por Juan XXIII, ¿tendrá derecho de excomulgar validamente a quienes nos quedamos fieles a la IGLESIA DE SIEMPRE? El, que es cabeza de la Nueva Iglesia, inmersa en el MODERNISMO, cloaca pestilente de todas las herejías, podrá validamente excomulgar a quienes rechazaba esa iglesia por no ser la verdadera? ¿Los excomulgados no son esos que que han inventado una nueva religión y han echado a la basura diecinueve siglos de santas tradiciones? Como las excomuniones vengan de la nueva Iglesia, pueden venir millares.

7.- Miente cuando dice que por lo mismo que fui "excomulgado" mis acciones, aunque en algunos casos son copias de los ritos católicos y se les parecen, son accionas sacrilegas y heréticas.
- Todo lo que hago como obiapo católico, está de acuerdo con lo que la IGLESIA CATOLICA ha enseñado y mandado siempre y reto al articulista a que me demuestre en dónde está lo herético y sacrilego que él ha descubierto en mis acciones. ¿Es acaso sacrilego y herético ofrecer a DÍ0S el Santo Sacrificio de la Misa, como el Papa San Pío V lo prescribió en su Bula "QUO PRIMUM TEMPORE"? ¿Es sacrilego y herético celebrar la Santa Misa en un altar y no en una mesilla repugnante?

8.- Miente por último, cuando afirma que los sacramentos que administro son inválidos, cuando el Delegado Apostólico ha manifestado lo contrario. Yo aconsejo al articulista, si es sacerdote, que estudie un poquito más; si es seglar, que no se meta en honduras: "zapatero, a tus zapatos".
¿Quienes por fin, son los que engañan: los que seguimos fieles a la IGLESIA DE SIEMPRE, o los que se han fabricado una nueva iglesia; los que celebran la MISA CATOLICA, o los que a los fieles presentan como católica una misa que ya no lo es: los que, oyendo a S. Pablo, rechazamos las novedades impias, o los que se hartaron de novedades?
Para terminar: Somos libres de elegir entre las dos iglesias la que más garantice nuestra salvación, sin que ninguna autoridad humana tenga derecho a coaccionarnos con amenazas o de cualquier otra manera.

Firma
Mons. Moisés Carmona

No hay comentarios: