viernes, 2 de enero de 2015

Lecciones de Santo Tomás (4)

SACRAMENTOS NECESARIOS PARA LA SALVACIÓN
Santo Tomás S.T. 3, 65, 4

Por el Dr. Homero Johas


Los niños pequeños se salvan solo por el Bautismo; sin los otros Sacramentos.


     Lo que es necesario para un fin, lo es de dos modos:
     Primero: Es aquello que faltando el fin no puedo ser alcanzado. Así, para la vida es necesario el alimento.
     Segundo: Es aquello que faltando el fin no puede ser alcanzado de modo conveniente. Así el caballo es necesario para el viaje.
     Así tres Sacramentos son necesarios del primer modo: El Bautismo, de modo absoluto; la Penitencia, si se ha pecado después del Bautismo. Y, para la Iglesia, el Orden Sacerdotal, porque: "Donde no existe gobernante el pueblo se dispersa" (Prov. XI, 4).
     Los otros Sacramentos son necesarios por el segundo modo. La Confirmación de cierto modo perfecciona el Bautismo.
     La Extrema Unción, a la penitencia.
     El Matrimonio, para la propagación y conservación de la Iglesia.

OBJECIONES
1
     Lo no necesario parece superfluo. Pero ningún Sacramento es superfluo pues Dios nada ha hecho de modo superfluo. Luego todos los Sacramentos son necesarios para la salvación.

     Respuesta: Para que algo sea superfluo basta que exista del segundo modo. Por lo tanto todos los Sacramentos son necesarios.

2
     Así como fue dicho sobre el bautismo: "A no ser que alguien renazca por el agua y por el Espíritu Santo, no podrá entrar al reino de Dios" (San Juan III, 5); así también fue dicho sobre la Eucaristía: "A no ser que coman la carne del Hijo del hombre y beban su sangre, no tendréis vida en vos" (San Juan VI, 54).
     Luego, como el Bautismo, también la Eucaristía es necesaria.

     Respuesta: Como dice San Agustín estas palabras las del Señor deben ser entendidas de la comida espiritual; no solo de comida sacramental.

3
     Alguien puede salvarse sin el Bautismo en cuanto estas palabras que excluyen la necesidad del Sacramento; pero no por desprecio a la religión. Pues, el desprecio de la religión impide la salvación en cualquier Sacramento. Luego todos los Sacramentos son necesarios para la salvación

     Respuesta: El desprecio de todos los sacramentos es contrario a la salvación. Pero el no recibir algún Sacramento que no es necesidad de Salvación no es despreciar el Sacramento. De otro modo los que no reciben el Orden sacerdotal o el Matrimonio despreciarían el Sacramento.

COMENTARIOS
    Vemos que Santo Tomás coloca el Sacramento del Orden Sacerdotal como de absoluta necesidad por el Derecho divino: "Donde no existe gobernante el pueblo se dispersa" (Prov. XI, 4). De ahí se ve la necesidad absoluta de la elección de un Sumo Pontífice, gobernante supremo de la Iglesia, con Poder de Jurisdicción. De ahí se ve el desvío gravísimo de la secta de los acéfalos.

No hay comentarios: