martes, 8 de mayo de 2012

¿SON NUESTROS "HERMANOS SEPARADOS" LOS PROTESTANTES? (6)


 Por Mons. José F. Urbina Aznar
¿QUIEN FUE PLUTARCO ELIAS CALLES?.

Según Schalman, en la Parroquia de Guaymas existió una "Fe de Bautismo" de Plutarco Elias, dice Fernando Medina Ruiz en su libro CALLES, UN DESTINO MELANCOLICO, con fecha 28 de diciembre de 1878, en la que consta que nació un 27 de enero de 1877.
A pesar de todo, la opinión general asegura que existe un gran misterio sobre su nacimiento. El futuro presidente felón de México, tuvo siempre buen cuidado de guardar este secreto. Dice Medina Ruiz en la obra citada que el pueblo lo llamaba "turco": "...ante la nebulosidad que rodea la cuna del Zar Negro, sólo una persuación queda en la conciencia del pueblo esclavo: por las venas de Plutarco Elias Calles, no corre sangre mexicana" .
Es evidente a todas luces, que el pueblo alguna cosa extraña había percibido.
Podemos obtener algunos datos sobre los antepasados de Plutarco en el libro MEXICO FALSIFICADO de Carlos Pereyra y en el libro AMERICA PELIGRA de Salvador Borrego entre otros. Manuel Elias Pérez, un judío-español, de Almazán de Soria, vino al Nuevo Mundo. "Uno de sus descendientes fue Juan José Elias, gobernador interino del Estado de Sonora, que fue padre de Plutarco Elias Luceo quien a su vez engendra a Plutarco, cuya madre fue María de Jesús Campuzano; esta señora se casó; después con Juan Calles, cuyo apellido tomó el último de los Plutarcos", dice Pereyra.
Se sabe que en Guaymas, Plutarco Elias Calles fungió un tiempo como maestro de escuela primaria y como tesorero del Sindicato de Maestros, pero por sus frecuentes y grandes borracheras, no solamente descuidó su puesto al que se presentaba completamente beodo, maltratando a los niños, sino que desfalcó la caja del Sindicato y por esto lo destituyeron.
Continuando sus borracheras, consiguió al fin por influencias su tío Alejandro Elias el puesto de Tesorero Municipal del puerto de Guaymas. Brígido Caro, citado por Medina, dice que derrochó nuevamente dinero a manos llenas en cantinas y casas de prostitución, hasta que descubierto un nuevo desfalco es librado de ir a la cárcel por su tío Alejandro, que sale responsable por la deuda.
Entonces, un hermano de él, Arturo, -posteriormente cónsul de México en Nueva York-, lo pone al frente de la cantina del HOTEL DE MEXICO, negocio que posteriormente le cede completamente. Tiempo después la cantina "se incendia", y cobra un jugoso seguro.
Con ese dinero viaja al pueblo de Fronteras, Sonora, en donde "con pistola en mano obliga a uno de sus tíos a cederle un rancho,... no se puso a labrar la tierra,... si no que rentó la propiedad a Don Manuel Elias Pérez, y él, con el producto de las rentas continuó bebiendo a lo fino y rindiéndole culto a Venus" dice Medina Ruiz en la citada obra.
Dilapida ese dinero, por lo cual parientes de él lo ayudan una vez más entregándole el molino harinero "Excelsior", propiedad de una firma norteamericana, pero la quiebra se presenta nuevamente y es despedido siguiendo su vida de tabernero.
Cuando la victoria de Madero, está Plutarco en Fronteras, Sonora. Se declara su ferviente seguidor y organiza mítines y borracheras que le valen ser nombrado Comisario de Agua Prieta, con lo que puede establecer una casa comercial, una cantina y una casa de juego, que lo convierten en capitalista. Se le achaca el asesinato de D. Manuel I. Fuentes y se asocia con el abigeo Tomás Rosas, trayendo ganado de los Estados Unidos, pero pronto traiciona a su socio para quedarse con todo el negocio.
Pereyra documenta un hecho que presenta de cuerpo entero al futuro presidente felón de México. En 1912, el jefe "felicista" Francisco Escandón entró a México por el Estado de Sonora, y el Comisario de Agua Prieta, Plutarco Elias Calles, sale a perseguirlo, pero cae en manos de Escandón en la forma más estúpida. Conociendo este la trayectoria del cautivo, ordena que sea fusilado inmediatamente. Plutarco, entonces, "se arroja a los pies de Escandón, llorando y ofreciendo secundar su movimiento si le perdona la vida".
Solamente la intervención del Dr. Manuel Huerta lo salva. "Años más tarde, el cadáver de este mismo Dr. Huerta, nos dice Pereyra, se balanceaba siniestramente en la Plaza de Agua Prieta, mientras Calles, completamente beodo se gozaba de tan macabro espectáculo".
Inicia su "carrera" militar como teniente coronel en 1913. Obregón lo llama para introducir la Revolución en Sonora. Francisco Gómez del Rey y Hernán Díaz en su obra EL ZAR NEGRO PLUTARCO ELIAS CALLES DICTADOR BOLCHEVIQUE DE MEXICO, nos relatan las constantes fusilatas que rompen todas las noches el silencio, en las que pierden la vida honrados ciudadanos y la clausura de innumerables iglesias y colegios católicos y la expulsión de muchos ciudadanos útiles a la sociedad. El Estado de Sonora se llena, entonces, de hogares enlutados.
No hay que olvidar que estamos hablando del PADRINO de los protestantes en México. ¿Qué otra cosa podría haber para infiltrar porquería que la porquería misma?. Deberían de tener los Mormones, o los Bautistas o los Presbiterianos o los del Evangelio Cuadrado un busto de Calles a la entreda de sus templos. Así tendrían otro fuertísimo signo de unidad aparte de ese odio común a la Iglesia Católica.
La enorme cauda de "méritos" anteriores le vale a Calles para llegar con rapidez al puesto de Ministro de Guerra de la Nación. En este puesto le escribe una carta al judío comunistas yucateco Felipe Carrillo Puerto en los siguientes términos: "Tengo absoluta fe en... que muy pronto resurgirá de sus cenizas más fuerte y lleno de esperanzas para el porvenir, el Partido Socialista Yucateco". Carrillo Puerto lanzaría posteriormente a los indígenas mayas contra las poblaciones al grito de ¡Viva la República Soviet!.

Los hechos espeluznantes en la península yucateca provocarían el manifiesto de Manzanares, diputado por Yucatán, que dijera entre otras cosas: "Yo acuso ante la faz de la Nación, como principal culpable de la ruina y retroceso bárbaro del Estado de Yucatán a Salvador Alvarado, cuyos satélites, Felipe Carrillo Puerto, Antonio Ascona, Castillo Torres, Florentino Avila, etc., son los continuadores de su obra nefanda, bajo el apoyo omnipotente y cruel del actual Ministro de Guerra, General Plutarco Elias Calles".
Durante el mandato de Carranza, trae Calles a infinidad de bandoleros y oportunistas comunistas de muy distintas nacionalidades, sin faltar desde luego judíos, entre los que se cuenta la blasfema conferen-cisma de origen español Belén de Zárraga, que tan duramente luchara para impedir la construcción del monumento a Cristo Rey en el cerro del Cubilete y que fundara la Liga Anticlerical Mexicana.
Calles como Obregón, es acusado de intervenir muy directamente en el asesinato de Carranza. También el diputado Emilio Gandarilla, lo acusó en una sesión pública de ser el autor intelectual del asesinato de Francisco Villa y dos compañeros suyos, provocando un gran escándalo por lo que la sesión tuvo que ser suspendida. Posteriormente obtiene de Obregón el puesto de Ministro de Gobernación que le abre el paso a la máxima investidura de la Nación. Crea desde entonces, su partido apoyado por Luis N. Morones, lider comunista de la CROM, y por la AMERICAN FEDERATION OF LABOR de los Estados Unidos, también comunista.
El 8 de agosto de 1923 el diario THE CHICAGO TRIBUNA acusa a Calles de "establecer una autocracia" tan ambiciosa como la de Lenin, y de mantener en México a una banda de aventureros extranjeros para establecer dicha autocracia. Lo acusa también de querer minar el poder del gobierno de los Estados Unidos, por medio de una gigantesca propaganda que dirige, dice el diario, "un grupo tan pequeño de una raza claramente extrangera" y costean algunos políticos de México, con el fin también de llevar a todo el continente americano al bolchevismo. El mismo periódico afirma: "El jefe de este peligroso proyecto es Roberto Haberman, un fugitivo de San Francisco, California, que desempeña el cargo de jefe de enseñanza de lenguas en el Ministerio de Instrucción Pública de México...". "Un corresponsal mexicano al servicio de Haberman, pasea en un automóvil regalado por el gobierno mexicano... En el grupo de Haberman figura Fred Beighton, representante de la Federated Press en la ciudad de México...Harriet Mann... está empleada en la Secretaría de Educación Pública/ a las órdenes de Haberman... Otro miembro del grupo es el Dr. A. Weimber. Su esposa fue ex-profesora de la Secretaría de Educación y una de las liderezas de la Unión de Maestros".
El judío Plutarco Elias Calles -LA REVISTA ISRAELITA NEOYORQUINA LO PRESENTO EN SU NUMERO DE FEBRERO DE 1929 COMO "UNO DE LOS NUESTROS"-, masón del grado 33, llega al fin a la silla presidencial acontecimiento para el cual llegan por lo menos cinco mil extranjeros principalmente representantes de la comunista AMERICAN FEDERATION OF LABOR. Es el día primero de diciembre de 1924. En esta forma, Obregón asegura su regreso al poder, su reelección, cosa que permitiría desarrollar con mayor seguridad el programa impuesto por el poder oculto mundial, en el que estaba comprometido con Calles y otros traidores.
Medina Ruiz cita de Vasconcelos lo siguiente: "...lo que ocurría en el fondo es que todas las fuerzas del poinsettismo, se habían puesto en acción para robustecer la figura macabra del hombre que había prometido a sus íntimos, aplicar... el programa íntegro del poinsettismo, a saber: la eliminación de los propietarios rurales españoles y mexicanos; la agitación obrera en contra de las industrias poseídas por europeos y mexicanos; y la persecución a la Iglesia Católica para avivar la discordia e imposibilitar la unión de la familia mexicana".
En este marco, entra el interés por importar a las sectas protestantes que tan favorecidas fueron por Calles. ¿Qué son estas sino meros instrumentos satánicos que importan con ellos mismos sus divisiones, sus odios, su fanatismo, sus estupideces para golpear y fracturar la unidad que en México se tenía gracias a la Fe católica?.
A los pocos días de su toma de poder, Calles firmaría un pacto con el comunista Luis N. Morones que contenía tres puntos: 1. Facilidades y fondos para el sostenimiento de la CROM. 2. Designación del Tovarich Morones como Ministro de Industria, Comercio y Trajajo para que pudiera organizar a los obreros de acuerdo con el programa de la CROM, y, 3. Disolución gradual del Ejército por medio de sindicatos de la CROM.
A dos meses de subir al poder, comienza Calles la persecución religiosa, cruel y sangrienta y fomenta el famoso Cisma Mexicano a cuya cabeza estaba el tristemente célebre Patriarca Pérez llamado "el Lutero Totonaca" por Medina Ruiz, quien era un sacerdote corrupto y traidor a la Iglesia que pertenecía a la logia "Amigos de la Luz" de Oaxaca. La nueva Revolución, ostentaría bautismos y matrimonios según el rito protestante o masónico.
La gran prensa norteamericana y europea, toda en manos del Judaismo Internacional, presenta entonces a Calles como un político eminente y gran estadista, mientras cubre con una espesa cortina de silencio los verdaderos hechos y los acontecimientos de horror, traición e injusticia que todos los días tienen lugar a lo largo y ancho de las tierras mexicanas.
Pudo, entonces, verse a Calles banquetear con sus amigos norteamericanos, incluido el Embajador Morrow, brindando con agua helada en homenaje al prohibicionismo impuesto en aquel entonces en los Estados Unidos. José Vasconcelos nos dice en su libro LA FLAMA: "Durante varios años, Plutarco Elias Calles disfrutó, gracias a la inteligente protección de su amigo Morrow, de más poder del que hubiera soñado Obregón. Por su parte, el Embajador, reconocido como Pro-cónsul disfruto de todas las satisfacciones. Se hizo aplaudir por medio de la treta de invitar a México personalidades famosas norteamericanas, como Linberg el aviador y Will Rogers, el célebre cómico. El Ministro de Hacienda consultaba con el Embajador sus más arduos problemas. En las festividades públicas, el agente de Wall Street, tomaba del brazo al Presidente pelele, desentendido de las leyes de discriminación de su patria, que por allá le hubieran impedido darle la mano a negroides. Cada vez que brindaba en público, hacía ostentación de beber, en lugar de champagne, el agua helada puritana de los prohibicionistas norteamericanos. El presidente mexicano lanzaba decretos contra el uso del vino y libraba de impuestos a la Coca-Cola. Las sectas protestantes penetraron a la Secretaría de Educación y las instituciones de beneficencia, a la vez que abrían colegios patrocinados por el liberalismo nacional. El vacío religioso que dejaba la persecución contra el Clero católico, era oportunamente colmado por el Protestantismo". "Se hizo todo lo que se pudo, dice Vasconcelos, para fomentar la penetración protestante que llevó hasta las aulas de la Universidad y desde luego, a la enseñanza primaria, el Prof. Moisés Sáenz, ex-pastor y Arzobispo del grupo metodista".
Ernesto del Castillo, en un artículo publicado en la revista mexicana REPLICA, dice: "Si toda una conjura internacional fue necesaria para llevar a Calles al poder, los servicios que estos conjurados le prestaron desde entonces, tenían un precio: la comunización de México, tal como ellos habían logrado de la Rusia apenas ocho años antes. Por esto Calles se lanzó contra la propiedad privada en el medio rural, entregó a los obreros en manos del rojo Morones, estableció relaciones diplomáticas con la U.R.S.S. antes que cualquier otro país de América, protegió a los jacobinos y todo tipo de exaltados, dejó que el partido comunista se fortaleciera, y llevó la persecución religiosa al máximo posible, pues sabía que los líderes católicos serían el mayor obstáculo a sus diabólicos planes... hubo expropiaciones sin indemnización", hasta que con su actitud "provocó el levantamiento armado de los católicos" que terminara al fin de mala manera, pues obligados los cristeros por los obispos traidores a entregar las armas sin haber sido derrotados, hecho que Calles aprovechó para perseguir y exterminar, después de firmada la paz, a muchos de los principales líderes del heroico movimiento, impiden, sin embargo, la realización total de los planes que el Judaismo mundial tenía para México.
Mientras tanto, Calles había traído a México a diez mil judíos de Europa y Estados Unidos y buscaba darles acomodo, y ultimaba con su consejero y amigo, el Rabino Martín Zielan, los arreglos para que otros noventa mil entraran al país al año siguiente.
Es interesante lo que el Boletín de Guerra Núm. 11 de los cristeros dice al respecto de esa inmigración: "Todo en Calles nos habla del odio hebreo hacia Cristo, ese odio que después de haber levantado un cadalso para el Hijo de Dios en el Gólgota, sigue persiguiendo y perseguirá hasta el fin de los siglos, la vida mística de Cristo, en Su Iglesia. Calles, antes de subir al poder, con el pretexto de ir en busca de alivio a sus males sifilíticos en los sanatorios europeos, fue a recibir órdenes de sus correligionarios los judíos, en varios centros del antiguo continente y en los Estados Unidos de Norteamérica, en donde, al regresar a México, dijo publicamente a los israelitas que allí andaban sin casa ni oficio, que tendrían en México su hogar".
El resultado de esta actuación infame, fue el levantamiento de los mismos jefes revolucionarios como Serrano y Gómez -Serrano terminaría arteramente asesinado por el mismo Calles-, y el desplome increíble de la economía. El fantasma del hambre se comenzaba a levantar por el horizonte mexicano. Solamente entre 1924 y 1928, cincuenta y dos mil trabajadores emigraron a los Estados Unidos en busca de trabajo y de pan para sus hambrientos hijos. Calles es el padrino de las emigraciones de "mojados" a los Estados Unidos. Todos ellos deberían de llevar al cuello una imágen de Plutarco, para ver si los protege de la migra norte americana.
Al calor de estos acontecimientos, Obregón es reelecto presidente de México, cargo que no pudo ocupar porque José de León Toral en un acto que la publicidad judaica ha calificado de fanático, puso fin a la vida de este infame. Quedó entonces así, truncado su plan de perpetuarse en el poder. Vasconcelos en LA FLAMA nos dice: "La posesión del partido político oficial iba a prolongar el poderío del grupo, puesto que bastaba irse turnando en la Presidencia para garantizar a todos, los bienes mal adquiridos y el poder que impide tener que responder ante algunas autoridades de sus abusos y de sus crímenes".
Este sistema para conservarse en el poder se los había enseñado el Embajador Dwight Morrow. En su libro EL PODER DE LOS PARTIDOS dice: "No es el primer caso en la historia, en que una banda de pillos se apodera indefinidamente del mando sobre un pueblo ignorante e inerme. Les doy el secreto para conservarse en el poder. En vez de ponerse a reñir entre ustedes, únanse en un partido que os garantice a todos la impunidad y la perduración en el poder". "La mejor manera de mantener entre ustedes la unidad que los hará invulnerables, consiste en que se pongan de acuerdo para ir otorgando la sucesión en el mando a miembros de confianza del grupo".
Sin embargo, los aliados internacionales de Calles consideraron que ya no les servía y lo abandonaron. Los hombres sucios, juegan sucio. No pudo conservarse como Jefe Máximo de la Revolución más de dos años entrada la administración de Cárdenas, quien lo traiciona y lo destierra. Calles muere completamente olvidado y privado de todo poder y reconocimiento en los Estados Unidos.
Dice Ernesto del Castillo, que el mejor epitafio que podemos grabar en la tumba del "Maestro Mechas" -porque así le apodaban cuando era un maestro de escuela beodo-, es aludiendo a la forma en que hizo fracasar en México la intentona de hacer en esta Nación una segunda Rusia .
Es revelador el discurso del Presidente Portes Gil que pronunció en una comida que los masones le ofrecieron el 27 de julio de 1929: "Mientras el Clero, dijo, fue rebelde a las instituciones y a las leyes, el Gobierno de la República estuvo en el deber de combatirlo como se hiciera necesario... Y ahora, queridos hermanos, el Clero ha reconocido plenamente a las leyes. Y no podría yo negar a los católicos de mi país el derecho que tienen de someterse a las leyes. La lucha no se inicia. LA LUCHA ES ETERNA, LA,LUCHA SE INICIO HACE VEINTE SIGLOS... En México, el Estado y la Masonería en los ültimos años han sido una misma cosa; dos entidades que marchan aparejadas, porque los hombres que en los últimos años han estado en el Poder, han sido siempre solidarios con los principios revolucionarios de la Masonería". Tomado de la revista CRISOL, Núm. 116 de agosto de 1929.
Pero aquí es interesante copiar de la ENCICLOPEDIA DE LA MASONERIA Y SU RELACION CON LAS CIENCIAS (Albert Gallatin, M. D. 33, San Antonio Texas, Primera Edición Española, Pág. 1530) lo siguiente: "Cada logia es y debe ser un símbolo del templo judaico; cada maestro en funciones un representante del Rey Salomón; y cada masón, una personalidad característica del obrero judío".
El Informe Anuel de 1928 publicado por el Comité de Cooperación mencionado más arriba, dice: "Dícese que el Presidente Calles dijo recientemente a un amigo personal que él había preparado el terreno para los evangélicos, pero que estos deben hacer lo demás, si desean recoger la cosecha. Ciertamente las puertas están abiertas de par en par para las iglesias evangélicas nacionales de México. Y nosotros debemos simpatizar con ellas y ayudarlas con todos los medios posibles a cumplir con su deber y aprovecharse de sus grandes oportunidades".
La revista protestante MISSIONARY REVIEW QF THE WORLD del mes de agosto de 1929, escribió la siguiente: "Yo he preparado y abierto el surco, declaró Calles, a ustedes les toca sembrar".
El escritor A. Bessieres en su libro LE MEXIQUE MARTYR, París, 1928, escribe: "La política religiosa de Plutarco Elias Calles se resume en dos líneas: someter o eliminar al catolicismo; apoyarse para lograrlo en la Masonería Internacional, sobre todo americana, en el Protestantismo y en los judíos".
El odio de Calles a la Iglesia Católica, puede explicarse leyendo el libro MEXICO ROJO del escritor inglés Francis McCullagh, quien dice que un periodista norteamericano que habló largamente con él, declaró luego su asombro porque la actitud de Calles "revela no el odio de una vida, sino de muchas generaciones de odio".
El 28 de mayo de 1926, de manos del Supremo Gran Comendador del Rito Escocés Luis Manuel Rojas, el presidente Calles recibe la MEDALLA AL MERITO MASONICO en el Salón Verde del Palacio Nacional. Rojas dijo en su discurso de imposición: "La Orden que tengo el honor de presidir, no ha concedido jamás esta alta distinción. Ella ha sido decretada al extraordinario mérito, del cual os habéis hecho acreedor como Presidente de la República, resolviendo en tan poco tiempo los más graves problemas... Nosotros daremos solemnemente a conocer a los gobiernos y a las sociedades masónicas, la recompensa que habéis merecido". ¡Qué contento debió de haber estado el Maestro Mechas en aquel nomento!. Sus ojitos de beodo deben haber brillado como dos diamantes.
Este reconocimiento creado especialmente para Calles ¿no recuerda también al reconocimiento creado por las logias italianas especialmente para Juan Pablo II?.

El día 12 de agosto de 1926, el TRIBUNA de Roma publicó un artículo revelador que luego fue reproducido en todas partes. Así, por ejemplo lo hizo la revista católica AMERICA y el Diario liberal LA PRENSA de Buenos Aires. Dice: "La Masonería Internacional, acepta la responsabilidad de todo lo que pasa en México, y se dispone a movilizar todas sus fuerzas para la ejecución completa, total del programa que ha fijado para este país".
La expulsión de la Iglesia Católica era uno de los puntos del plan. Durante la persecución, fueron cerrados 2,608 colegios y escuelas católicas. Infinidad de casas para niños pobres, muchos de los cuales fueron arrojados a la calle para pedir limosna y morir de hambre, pero los colegios y las escuelas protestantes se fundaban por todos lados y las casas para niños pobres abrieron sus puertas. En muy poco tiempo, ya habían más de 200 colegios protestantes abiertos bajo el consejo del obispo Creigliton y la cooperación de Moisés Sáenz también obispo protestante y a la vez sub-secretario de Educación Pública de México. Por otro lado, para llenar el vacío, la Masonería fundó mil cien escuelas nocturnas dirigidas por masones.
El NEW YORK HERALD el 20 de febrero de 1926 habló de esta situación en los siguientes términos: "Mientras se diezma a los católicos, los protestantes, gracias a la protección de su gran lider Moisés Sáenz, hermano del Ministro de Relaciones Exteriores, trabajan con plena libertad y desarrollando una actividad prodigiosa; 200 escuelas e institutos metodistas continúan sus cursos bajo la alta protección del obispo episcopaliano de México Creigliton, ...se han clausurado los seminarios católicos pero el seminario evangelista de México, jamás se vio con mayor prosperidad. El obispo Georges Milles, director general de las Iglesias Metodistas no deja de alabar las finezas de Calles. En el momento en que se cierran los seminarios católicos de Guadalajara, Ciudad Guzmán, etc., los protestantes de Saltillo celebran... la apertura de un nuevo colegio. En México, mientras se fusila a los jóvenes católicos, la asociación cristiana de jóvenes protestantes da un gran banquete bajo la presidencia de... Moisés Sáenz, y el presidente Calles se halla representado".

Dos años antes, en el Consejo Supremo de la Masonería que se celebró en Ginebra en 1924, se decretaba la "desromanización" de la América Latina, comenzando con México.
En 1919, el Secretario del Comité de Cooperación Mr. S. Imann, escribió en la revista THE CHRISTIAN WORK un artículo que revela que los protestantes también participaron en la matanza de católicos: "Cuando comenzó la Revolución Mexicana, las Iglesias Protestantes se lanzaron a ella casi unánimemente porque creían que el panorama revolucionario contenía lo mismo que ellas habían estado predicando desde años atrás, y que el triunfo de la Revolución, significaba el triunfo del Evangelio. Hubo congragaciones protestantes enteras, encabezadas por sus pastores que se enlistaron voluntariamente en el Ejército Revolucionario, y mientras los hombres iban al frente, las mujeres los ayudaban desde sus casas. Muchos protestantes ocupan ahora, puestos de prominencia en el Gobierno Mexicano. El pueblo mexicano ha visto, cómo los protestantes, favorecían a la Revolución, y estaban dispuestos a combatir por su programa" (Citado por el LITERARY DIGEST, el 27 de septiembre de 1919).

No hay comentarios: