sábado, 11 de diciembre de 2010

CRUZADA GUADALUPANA

A todos los fieles se les invita a participar en esta cruzada. Por la "Reina de Méjico y Emperatriz de América". Para que ella reine en todo el continente Americano.
El objeto de la Cruzada Guadalupana es unir todos los corazones mexicanos, si fuera posible, para impetrar del cielo la paz permanente de México. Fundados en la promesa del Salvador que concedería su Padre Eterno lo que dos pidieran en su nombre, queremos reunimos cuantos podamos para dar más fuerza y eficacia a nuestras oraciones, y tener más seguridad del éxito de la Cruzada; y como los miembros de esta Cruzada no van a presentar sus peticiones en su propio nombre ni mucho menos fundando su esperanza en los méritos de la asociación, acuden, como es natural a las almas guadalupanas, a La que prometió interesarse en todas nuestras empresas como lo haría la madre más cariñosa en los asuntos importantes de su hijo predilecto.
En una palabra: nos unimos todos, y con nuestra Madre de Guadalupe al frente, acudimos todos al trono de la Misericordia y de la Gracia Divina. Misericordia, y mucha misericordia necesitamos por los crimenes e incalificable ingratitud con que en estos años se ha manchado la tierra que Ella honró con su presencia visible. Gracia necesitamos, y mucha gracia, para dignificar las obras que desagravien a la Madre y al Hijo, y más gracia para que se desarraiguen de la inteligencia y del corazón de nuestro pueblo las ideas y pasiones que han causado tales crimenes, y para que en su lugar vuelvan a florecer los pensamientos y sentimientos cristianos de otros tiempos. Gracia y misericordia necesitamos para que vuelvan a reinar en todo México Nuestra Señora de Guadalupe y el Corazón de Cristo.
Para conseguir, pues, este objeto, que por ser el que es, debería interesar a todo corazón mexicano, proponemos unirnos en una santa Cruzada que, si fuera posible, tomara por asalto, para bien de México, al Divino Corazón y a su Santísima Madre Nuestra Señora de Guadalupe.
Nos proponemos difundir por todas partes la devoción de Las Tres Ave Marías, y la Comunión Reparadora y Propiciatoria el día doce de cada mes. Para este fin se organiza la Cruzada en dos divisiones o grados.

PRIMER GRADO
¡Oh María, Virgen poderosa, Virgo potens! Vos a quien nada es imposible . . . por este mismo poder que os ha concedido el Padre Todopoderoso, os suplicamos que nos asistáis en la necesidad en que se encuentra nuestra patria. Puesto que podéis socorrernos; no nos abandonéis, Vos que sois Abogada de las causas más desesperadas. Ave María, etc.
Virgen soberana, que sois llamada Trono de la Sabiduría, Sedes sapientiae, porque la Sabiduría, increada, el Verbo de Dios, se ha encarnado en Vos. . . Vos a quien este Hijo adorable ha comunicado toda su ciencia, según podía participarla a la criatura más perfecta, sabéis cuan grande es la miseria de nuestra patria, y cuánto necesitamos vuestra asistencia. Ave María, etc.
¡Oh buena y tierna Madre, Madre verdadera de misericordia! Mater misericordiae, que en estos últimos tiempos, os habéis llamado Vos misma "Madre toda misericordiosa," —os suplicamos uséis para con México vuestra bondad compasiva. Cuanto más grande es nuestra miseria tanto más debe moveros a compasión.
¡Oh Vos a quien nadie ha implorado en vano! "¡Oh clemente! ¡Oh misericordiosa! ¡Oh dulce Virgen María! ¡O clemens, o pía, o dulcís Virgo María!" dignaos socorrernos, os lo pedimos, con esta misericordiosa bondad de la cual os ha llenado el Espíritu Santo para nosotros, y en cuyo honor os repetimos con San Alfonso de Ligorio, el Apóstol de vuestra Misericordia y el doctor de vuestras Tres Aves Marías. Ave María, etc.

SEGUNDO GRADO
La Comunión Reparadora el día doce de cada mes.


Promesa de Agregación:

Hoy día_____de_____________________ de 2010, declaro mi deseo de ingresar en la Cruzada Guadalupana, cuyo objeto es la restauración del Reinado de Jesucristo en México mediante la restauración de ese reinado en la familia mexicana, y prometo que, mientras duren las presentes dificultades de mi patria y de la Iglesia:
Grado Primero.— Rezaré todos los días las Tres Ave Marías.
Grado Segundo.— Ofreceré la Comunión Reparadora el día 12 de cada mes.


_________________________________
Nombre y Firma.



* Mandar este formato lleno al correo siguiente rpmanuelmartinez@msn.com
** Los que vivan en lugares que no haya acceso a los sacramentos frecuentemente pueden pertenecer al primer grado.
***Esta invitación de formar parte de la Cruzada Guadalupana se extiende a todos los que tengan devoción a Santa Maria de Guadalupe "Reina de Méjico y Emperatriz de América", sean de la nacionalidad que sea. Pidiendo Para toda América el Reinado de Santa María de Guadalupe.

No hay comentarios: