lunes, 4 de octubre de 2010

"COMUNISMO ROCIADO CON AGUA BENDITA"

La penetración democristiana en las filas de la Unión Nacional Sinarquista fue denunciada por primera vez, en forma pública, por el profesor Celerino Salmerón, el 23 de marzo de 1965 (ver "Ultimas Noticias" de esa fecha). Después de la reunión de San Luis Potosí para consumar la incorporación de la UNS a la Democracia Cristiana, el denunciante asentó:
". . .entre el sinarquismo y la 'Democracia Cristiana' existen trayectorias y pensamientos irreconciliables, la 'Democracia Cristiana', no es sino la personificación política del famoso movimiento 'modernista' condenado por herético por Su Santidad Pío X, a principios del presente siglo. La Democracia Cristiana es la heredera directa del tristemente recordado movimiento de 'Le Sillón', cuyas tesis, sospechosamente semejantes a las tesis comunistas, le acarrearon la condenación de la Iglesia Católica, Iglesia Católica cuyo nombre y prestigio nunca han dejado de utilizar para engañar a incautos."
Luego apuntó el profesor Salmerón otros aspectos de la penetración democristiana en la UNS:
"La 'Internacional Democrática Cristiana' tiene puesta su mira en México. El 'Partido Demócrata Cristiano de México' se está organizando a paso veloz. Desea obtener el poder, y para ello cuentan sus dirigentes con los abundantes subsidios de un gobierno europeo demócrata cristiano, que a través de su embajada en México, se los otorga.
"Otros dineros extranjeros han corrido a raudales también. Dinero de grupos norteamericanos aparentemente apolíticos, para la organización de sus cuadros, el cual ha sido facilitado por la 'Foundation for Estudents Affairs de Nueva York', y por otras instituciones del mismo cuño.
"Pero no solamente se someten los demócrata-cristianos a potencias extranjeras en lo que hace al control económico, sino que también van en busca de doctrina a varios países de Europa y de América Latina, países a los cuales envían gran cantidad de jóvenes becarios para ser en esos lugares perfectamente adoctrinados. Parece ser que estos señores piensan que nuestra nacionalidad no puede inspirar a sus propios hombres las doctrinas correctas que han de redimir a México y llevarlo al liderato hispanoamericano que le corresponde.
"Naturalmente que esos cientos de miles de dólares, ¡sí!, pues en dólares firman sus nóminas, han servido para muchas cosas, entre ellas, para la realización de cursos de adoctrinamiento denominados 'Congresos de Desarrollo', para financiar agitaciones en alianza con los rojos, tal como sucedió en Chihuahua para infiltrarse en organismos como el Frente Auténtico del Trabajo (FAT), la UOC, y otras, que están siendo aprovechadas por la 'Democracia Cristiana' para reclutar a sus miembros entre los obreros y para aprovechar el f mandamiento bienintencionado de algunos prohombres de la iniciativa privada de Monterrey, apoderándose del semanario 'Mundo Mejor'.
"Del dinero obtenido del citado gobierno extranjero y de los fondos nacionales agenciados por diversos medios de ordeñar la vaca de la iniciativa privada' —como ellos dicen— participan abundantemente de esos bienes algunos de los dirigentes —los más 'vivos'— ¡claro está!, lo que les permite llevar una vida regalada y les permite hasta convertir al 'Hotel Montejo' en su cuartel general, en centro de reunión de muchos jovencitos y para efectuar numerosos viajes a Alemania, Italia, Chile y Venezuela.
"Los señores 'demócrata-cristianos' afirman contar con una serie de sacerdotes e incluso señores obispos que han sido incorporados a la 'Democracia Cristiana'. Esto último no es de creerse (después los hechos demostraron lo contrario, es decir, el compromiso de clérigos en la penetración política); pero con relación a lo primero, es notorio que destacados profesores de la Universidad Iberoamericana, Colaboran en el reclutamiento y adoctrinamiento de los nuevos miembros que la 'Democracia Cristiana' afilia en esa Universidad.
". . .después de Chile, la 'Internacional Demócrata Cristiana' se apresta a un gran asalto en México, dirigida por algunos hombres muy habilidosos, hay que reconocerlo; entre ellos: Enrique Tiessen, Alejandro Avilés, Horacio Guajardo, Manuel Rodríguez Lapuente, Ramiro Trevizo, Ezequiel Teyssier, Miguel Angel Granados, Alfredo García López, Enrique Rubio y otros de segunda fila.
"Lo hasta aquí expuesto ilustra hasta qué punto han progresado en los campos de la clase adinerada, y en algunos medios católicos, los 'demócrata-cristianos'. Otro muy distinto ha sido el resultado por lo que mira a obtener una efectiva organización popular. En los estratos de la clase media, de la humilde y de entre los campesinos, es en donde residen las posibilidades reales de un triunfo político, y esto lo saben bien los dirigentes 'demócrata-cristianos'. Y es ahí donde han fracasado en México, y por lo mismo, esto es un grave compromiso para Tiessen y socios. ¿Cómo justificar el empleo del dinero recibido para estos fines específicos durante tanto tiempo? ¿Cómo poder presentar estadísticas positivas de militantes que garanticen la seriedad de sus informes y para que se demuestre que se cuenta con miles de afiliados entre los obreros y los campesinos? Aquí es donde surge la estupenda idea de 'rellenar' sus expedientes con lo que ellos llaman la 'indiada sinarquista. Y es aquí donde han resultado muy útiles las viejas amistades cultivadas, cultivadas desde hace años con algunos jefes sinarquistas que actualmente manejan al sinarquismo desde el órgano supremo: LA SINARQUIA NACIONAL. Tal es el licenciado David Orozco Romo, hechura del maestro 'demócrata cristiano' David Mayagoitia (perteneció hasta la muerte a la Orden de los Jesuitas) además de otros dirigentes sinarcas que, juntamente con el licenciado Orozco Romo, padecen una grave equivocación con respecto a la 'Democracia Cristiana'.
"Para terminar me dirijo nuevamente a todos mis viejos compañeros y amigos sinarquistas, para exhortarlos nuevamente a que no se permita que con el señuelo de que por fin el Sinarquismo saldrá de su pobreza secular —con el subsidio 'demócrata-cristiano'— se claudique vergonzosamente. Los malos consorcios económicos nunca han sido ni para los sinarquistas, mucho menos para el sinarquismo. Que no se permita, no debe permitirse que una historia gloriosa de héroes y de mártires se compre con puñados de dinero extranjero.
"Mil veces pobres, pero dignos y fieles a nuestra tradición; y no ricos, pero traicionando nuestro pasado y traicionando a México.
"No debe permitirse que esta traición se consume. LA DEMOCRACIA CRISTIANA NO ES MAS QUE UN COMUNISMO ROCIADO CON AGUA BENDITA."
A la denuncia del profesor Celerino Salmerón se sumó la del "Frente Patriota de México", organismo que enfiló sus cargos contra el panista Alejandro Avilés. Reveló que a través del sistema de infiltración en México, los democristianos intentan llegar al poder y que están financiando este ascenso "con el dinero de gobiernos e instituciones extranjeras", que por no contar con adeptos suficientes para agitar políticamente, piensan apoderarse de la Unión Nacional Sinarquista; que en el ambiente obrero utilizan al Frente Auténtico del Trabajo y a la Juventud Obrera Católica como candidatos para derrocar a las actuales centrales obreras; que para la labor entre los obreros han fundado centros de adoctrinamiento político llamados Institutos de Estudios Sindicales que son sostenidos por la fundación alemana llamada "Misereor"; y por último, que los "demos" se sienten intocables porque afirman que si el gobierno mexicano se atreve a combatirlos, habrá escándalos en la OEA y en la ONU. Puntualizó el Frente Patriota de México que Alejandro Avilés, Enrique Tiessen, Horacio Guajardo, Ramiro Trevizo (promotor —según se dijo— de los escándalos en Chihuahua durante una gira del Presidente Díaz Ordaz), Manuel Rodríguez Lapuente, Hugo Gutiérrez Vega, Hans Martens, el sacerdote jesuíta David Mayagoitia y Manuel González Uribe, son algunos de los principales promotores democristianos.
A pesar de estos y otros señalamientos, la infiltración democristiana continuó penetrando las filas sinarquistas y el mes de abril de 1967 hubo crisis en el alto mando sinarca. David Orozco Romo, Ignacio González Gollaz, Juan Aguilera Azpeitia, Manuel Galindo y Mario García Ramos, fueron acusados de traición por Juan Gamaliel Medellín, Miguel Angel Perera, J. Santos Ambriz, J. Jesús Ortiz y Clemente Gutiérrez Pérez, miembros todos del comité nacional en funciones.
De la acusación tomó conocimiento la comisión de "honor y justicia", integrada por los sinarco-democristianos Leopoldo Martínez Ruiz, Moisés Rodríguez Santillán, Manuel Galindo Fuentes y Crispín Hernández. Después de dos sesiones, fueron rechazados los cargos y expulsados de las organizaciones los opositores a la infiltración extranjera.
Jesús Ortiz, quien al sufrir el albazo ocupaba el cargo de secretario de Acción Educativa del Comité Nacional, ratificó públicamente los cargos contra los mencionados dirigentes sinarcas y a la lista añadió los de Isidro Vélez Aviles, y Juan Aguilera Azpeitia, así como el de José Dávalos.
Fue entonces cuando se definió el nuevo rumbo de esa agrupación, otrora al servicio de México y ahora entregada a los intereses de la "Democracia Cristiana". Por su historial, ese organismo merecía mejor suerte, por ejemplo, que desapareciera, ya que si no hay posibilidad de continuar sirviendo a los intereses de México, la muerte es preferible a la ignominia de servir como instrumento de apetitos extranjeros.
El sinarquismo original proclamó en sus 16 puntos básicos que "consideramos criminal y cobarde el derrotismo de aquellos que creen imposible el resurgimiento de la Patria, o que esperan del extranjero la salvación de México. . ." "Condenamos la tendencia comunista que pretende fundir todas las patrias en una sola república universal. Sostendremos nuestra invariable posición nacionalista y defenderemos la independencia de México." "Luchamos por un México libre de tutelas extrañas y libre interiormente", etc.
El Sinarquismo infiltrado por la Democracia Cristiana proclama ahora una "sociedad pluralista" tal como la quiere el "progresismo religioso" para los planes de penetración y tal como la concibe en su libro "Humanismo Integral", Jacques Maritain, quien a su vez tomó principios de Augusto Compte, condenados por S. S. León XIII en su "Encíclica Inmortale Dei".

Manuel Magaña Contreras
PODER LAICO
1970

No hay comentarios: