viernes, 14 de junio de 2013

LA NUEVA IGLESIA MONTINIANA (11)

Dr. Pbro. Joaquín Saenz Arriaga
Páginas 105-117

EL NEO-INDIGENISMO. 

     "No es verdad —escriben los sociólogos del "Estudio"que esa gran población (indígena) carezca de cohesión social y de organización. Su tradición pre-colombina les permitió sobrevivir a la conquista, a la violencia de la independencia criolla y a las guerras civiles".
     "Hoy sufren soportando la opresión del capitalismo internacional y sus agentes internos, gestando su liberación. Es injusto suponer el subdesarrollo de los pueblos impedidos, cuando su capacidad acumulativa de siglos los coloca en la esperanza de la historia de la humanidad".
     "La cultura predominante en América Latina no es la occidental, aunque aparentemente se presenta como tal, ocultando las verdaderas relaciones, dejando en la obscuridad la lógica invisible del pensamiento indígena, que es la reserva cultural, que aflora en su futuro".
     Los sociólogos "progresistas" de Colombia, que redactaron este documento, deciden, en sus planes revolucionarios, romper con el pasado y con el presente para regresar a los tiempos, a la cultura, a las verdaderas relaciones, a la lógica constructiva del pensamiento indígena; porque ahí está la esperanza de la historia de la humanidad, la reserva cultural que aflora en el futuro. La obra de España y de la Iglesia, el cristianismo, nada han hecho por América Latina. Han sepultado, en la opresión, sus recursos indígenas, para levantar, sobre esas ruinas, la caduca y destructiva civilización cristiana. Pero, de esas cenizas surge de nuevo la llama vivificante y salvadora del indigenismo con su rapacidad acumulativa de siglos. La cultura predominante en América Latina no es la occidental, no es la cristiana. Surge el imperio de los Incas, de los Aztecas, de los Mayas. Vuelven los sacrificios humanos, el canibalismo, las feroces guerras de exterminio. Es necesario volver a la pureza de las "fuentes"; es imperioso empezar de nuevo la historia, eliminando a Cristo, a su Iglesia, a España, a los frailes aventureros que dolosamente desnaturalizaron nuestra cultura autóctona, que ahora se presenta como la esperanza de la historia de la humanidad.
     Una de las aberraciones más grandes de los progresistas, ávidos de cambios y de reformas, es querer desconocer toda la obra constructiva del pasado, para regresar de nuevo, según dicen, a la pureza de las "fuentes". Se olvidan de la parábola evangélica, que compara el Reino de los Cielos al grano de mostaza, que crece, que se desarrolla, hasta convertirse en un arbusto, en cuyas ramas las aves del cielo ponen sus nidos. La vida es crecimiento, y sería absurdo querer empezar de nuevo el camino recorrido.
     Pero, en la mente de los redactores del "Estudio" presentado al CELAM, no se quiere volver al principio de las fuentes cristalinas, sino eliminar todo el período cristiano, para volver a incorporarnos de llento en el indigenismo. "Nuestra cultura no es la occidental, no es la cristiana, sino que es la indígena, que ha sobrevivido a la conquista, a la violencia de la independencia criolla y a las guerras civiles".
     Las concecuencias que de esta revolucionaria concepción se siguen son claras; no somos los pueblos latinoamericanos una sola familia, una nueva raza. Conquistados y conquistadores siguen totalmente separados, opuestos. Los conquistadores deben abandonar a América, que no es suya, que no les pertenece, o deben sacrificar sus valores europeos, sus valores cristianos, para poder asimilarse totalmente a la cultura indígena, que debe imperar en todos nuestros pueblos. El cristianismo sale sobrando en América; ha sido causa del susdesarrollo de nuestros pueblos.
Pero, los "progresistas" son ilógicos, se contradicen. El último párrafo del escrito, que hemos comentado, viene a negar los anteriores párrafos. "La juventud es hoy el grupo más numeroso y más beligerante de la sociedad, debido al influjo de la revolución tecnológica y al gran desarrollo de la comunicación extranjera, que la hacen entrar en cotradicción con el estatismo de nuestra cultura y de nuestra sociedad". ¿Para qué buscar en el extranjero lo que tenemos en casa? ¿No habían dicho que nuestra cultura indígena, propia e independiente, que había sobrevivido a la conquista, a la violencia de la independencia criolla y a las guerras civiles, era la esperanza de la historia de la humanidad?
     ¡Sí, la juventud es hoy el grupo más numeroso! Esta es precisamente una de las tragedias de la humaniadd en que vivimos: estamos en manos de jóvenes inexpertos, apasionados, inconformes, que piensan torpemente, que no sólo pueden prescindir del pasado, sino que para forjar un mundo nuevo, mejor y más humano, deben romper las estructuras que nuestros antepasados nos legaron. Una juventud sin dirección y sin experiencia es un peligro para la estabilidad de una nación.

ETAPA DE VIDA O DE MUERTE PARA LA IGLESIA ES EL "CELAM".
     Hamburgo, agosto 20 (EFE) 'Der Spiegel', semanario de documentación de noticias, dedica un artículo en su número de hoy al viaje del Papa a Bogotá, destacando las palabras del abate Rene Laurentin, a raíz de la reunión epicopal del CELAM en Medellín:  
     "para Latinoamérica y para la Iglesia ha sonado la hora de un nacimiento de vida o de muerte".
     Según el semanario alemán, "el Papa Paulo VI puede ser el partero de ese alumbramiento de una Iglesia Social Revolucionaria". Se refiere el artículo al hambre y al subdesarrollo en América Latina, pero también a la Iglesia progresista, animada por la Encíclica "Populorum Progressio".
     Menciona la obra ingente de don Helder Camara y del Obispo Waldir Caldheiro. Alude a la "pildora" y afirma que, según "Guardian" la visita del Papa a latinoamérica puede ser tempestuosa".
     Este reportaje que apareció en El Espacio, Bogotá, martes 20 de agosto de 1968, nos da una idea del ambiente caldeado que en Europa y en América habían producido la visita del Papa, el documento del CELAM y la actividad incansable de los "progresistas" y, en especial, del Obispo de Recife y Olinda (Brasil) Don Helder Camara. "El trajinado nombre del Obispo de Recife y Olinda (Brasil) —dice "El Espacio"ha sido en los últimos días la nota más sobresaliente, al circular diferentes rumores sobre su arribo al país, para participar en la Segunda Conferencia Internacional del Episcopado, a realizarse en la ciudad de Medellín. La posición beligerante del arzobispo brasileño ha dado tema para multitud de conceptos, por elementos del clero".
     Copiamos aquí la carta de Dña. Isabel Restrepo de Torres a Don Helder, ya que antes hemos reproducido la carta del Arzobispo a Dña. Isabel:
     "Bogotá 7-7-68
     Helder Camara, Arzobispo de Recife y Olinda, Brasil.
     Mi puerido Padre Helder Camara:
     Con motivo del Congreso Eucarístico, estoy segura que Ud. vendrá a Colombia. Para mí sería un gran honor que Ud. aceptara el ofrecimiento que con gran gusto le hago, de venir a hospedarse en mi casa, que fue la casa de mi hijo Camilo Torres, que murió por exponer sus ideas, que yo sé que son las mismas suyas, de seguir los pasos de Cristo en ayuda de los menesterosos. Le agradeceré una pronta respuesta, que espero sea afirmativa. Quedo de Ud. su hermana en Cristo, Isabel Restrepo de Torres.
 

     Esta carta, que tiene toda la sinceridad de una madre que ha perdido a su hijo, nos está diciendo que entre Don Helder y Camilo, el sacerdote guerrillero, hubo relaciones ideológicas y activistas muy personales. Don Helder, como el obispo de Cuernavaca, esconden, cuando les conviene, lo que sienten y piensan y hacen. "Camilo Torres —así lo afirma su propia madre— murió por traducir en obras sus ideas, que Dña. Isabel sabe que son las mismas de Don Helder".
     La idea de Camilo eran "las guerrillas", la revolución violenta, el cambio audaz y radical de las estructuras. Esa debe ser también la idea de Don Helder. Nada más que su Excelencia no tiene la decisión, el arranque, el valor necesario, para llevar a la práctica su programa redentor.
     Pero, debemos advertirlo: ¡esa ideología de las balas, ese activismo de sangre y fuego no es el programa de Cristo para ayudar a los menesterosos! "Si quieres ser perfecto, ve vende lo que tienes y dalo a los pobres". Si quieres. No es una obligación; es un consejo el que da Cristo. En ninguna parte del Evangelio nos aconseja el Señor el tomar las armas, hacer guerrillas y provocar la subversión del orden social, para remediar las necesidades de los desheredados. El Cristo Revolución o revolucionario es una ficción, un engaño con que el comunismo quiere hacer adeptos.
     ¿Es éste el alumbramiento, que el célebre Abbé Laurentín, el conocido progresista francés, anuncia de una Iglesia socio-revolucionaria? ¿Se prestará el Papa Montini a ser el partero en ese alumbramiento, como decía el semanario alemán, comentando el próximo viaje a Colombia de Paulo VI?

VIENTO RENOVADOR EN EL CONGRESO EUCARISTICO INTERNACIONAL.
     La visita papal de un explosivo significado para el futuro de la Iglesia en América. Voces disidentes en el templete eucarístico
     El verdadero comienzo será el CELAM.
     Del periódico de Bogotá "EL VESPERTINO" copiamos lo que sigue:
     "Bogotá, agosto 20 (UPI).— Uu vasto clamor de disconformidad, ansiedad, descontento y anhelo de transfomación está preparando un pedregoso camino para el histórico viaje de Paulo VI, el primer pontífice romano en la historia de la humanidad, que pisará, pasado mañana, el suelo de la América Latina.
     "Las voces disidentes, no por tímidas, menos discordes, han invadido los terrenos sagrados de la liturgia, para hacer conocer opiniones, que, hace sólo tres años, apenas se podían concebir en periódicos o tribunas de orientación izquierdista o marcadamente heterodoxa.
     "Este hecho le ha impreso al trigésimo noveno Congreso Eucarístico Internacional, inaugurado el domingo pasado, y a la visita del Papa a Bogotá, el jueves próximo, un carácter de hito dramático, que puede señalar toda una renovación en la historia de la Iglesia latinoamericana.
Viento renovador. 
     "Aunque muchos observadores y fuentes eclesiásticas responsables creen que Paulo VI se mantendrá dentro de los cauces de renovación moderada, señalados por su encíclica 'Del Progreso de los pueblos' (Populorum Progressio) y el freno conservador de su más reciente documento papal "Humanae Vitae" (De la Vida Humana), hay quienes creen que no podrá escapar al huracanado viento renovador, que se ha sentido ya, en los dos primeros días de sesiones del Congreso Eucarístico Internacional. 
Discriminación de Iglesias.
     Cuando Paulo VI llegue a Bogotá, aproximadamente a las diez de la mañana del jueves, se encontrará con el hecho de que el Campo Eucarístico (el templete edificado para los actos principales — del Congreso, consagrado para una de las ceremonias más imponentes y multitudinarias del Catolicismo), ha servido ya para denunciar la discriminación que la América Latina, y Colombia en especial, ha tenido hacia las otras religiones cristianas, en virtud de un Concordato con la Santa Sede.
     "De otra parte, a las palabras del Papa han antecedido los pronunciamientos sociales de numerosos cardenales y obispos, que ven en los sistemas económicos y sociales de la América Latina una situación opresiva e injusta que, en casos determinados, podría inclusive justificar la violencia. 

Explosivo significado.
     "Los observadores eclesiásticos consideran que es imposible que el Santo Padre se pueda sustraer a este ambiente, y creen, por lo tanto, que abordará estos temas candentes, con franqueza y con osadía. Esto es lo que ha dado pie a la creencia de que su visita a Bogotá será algo más que un acto de amor hacia la América Latina, y estará cargada de un explosivo significado para la actitud futura de la Iglesia en esta parte del mundo.
     "Fuentes eclesiásticas autorizadas indican que, por lo menos, uno de los discursos del Sumo Pontífice servirá para refutar las numerosas críticas que se han expresado desde cuando lanzó al mundo, hace pocas semanas, su dictamen contrario a toda suerte de sistemas artificiales para controlar la natalidad. En la América Latina, el tema de la explosión demográfica ha provocado una seria división entre sectores dirigentes del gobierno y de la política, y aun en niveles religiosos, que estudian cuidadosamente las consecuencias que pueda tener un incremento irrefrenado de la pobla ción, sin qUe se remedien las condiciones sociales y económicas de este sector del mundo". 
Opiniones sociales.
     "No obstante, dentro de las masas latinoamericanas, el problema demográfico tiene una importancia secundaria, y, posiblemente, será más llamativo lo que el Papa pueda decir en desarrollo de su tesis sobre el "progreso de los pueblos". Los mismos círculos eclesiásticos informantes dicen que éste será el segundo de los grandes discursos, que pronunciará Paulo VI, durante su visita a Colombia, y, posiblemente, el que más repersiones tendrá dentro de la expectante población de católicos latinoamericanos".
Voces de protesta.
     "El tercer gran tema, que se ha abierto al Sumo Pontífice, corresponde al ecumenismo de la Iglesia, es decir, al acercamiento del Católicismo hacia otras religiones cristianas, algunos de cuyos voceros han tenido asiento y voz en el Templete Eucarístico y en las ceremonias religiosas que se han celebrado hasta ahora.
     "Por la amplia puerta, que abrió el Concilio Vaticano II, el Congreso Eucarístico celebró ayer un día ecuménico, durante el cual un pastor anglicano denunció la discriminación latinoamericana contra los credos diferentes al católico, y un obispo luterano recordó que el "agggiornamento" revolucionario de la Iglesia de hoy no es sino una re-edición de la Reforma, que los protestantes realizaron hace cuatro siglos.
     "Tales pensamientos no son nuevos, pero, al ser pronunciados dentro del recinto consagrado del Templete Eucarístico, ciertamente produjeron el estremecimiento de los sectores más conservadores de la Iglesia latinoamericana.
Revolución.
     "Tales sectores han venido mirando el Congreso Eucarístico con el recelo de una revolución, que viene a modificar los estratos tradicionales de la Iglesia en América Latina. Lo que más los ha atemorizado es la frecuencia y el desembozo, con que la palabra revolución ha venido siendo empleada por Cardenales y Obispos, y por los sacerdotes y teólogos, que discuten sobre temas metafísicos en el venerable Teatro Colón, el más viejo de Bogotá, usualmente reservado para funciones de ópera y ballet, pero convertido hoy en el escenario de un debate religioso de serias implicaciones políticas y sociales.
     "Con todo, los observadores eclesiásticos predicen que la visita del Papa Paulo VI a Bogotá no marcará un cambio de rumbo total en el comportamiento de la Iglesia Latinoamericana.
EL CELAM: El Comienzo.
     "Esperan, en cambio, que esa variación comience a producirse en la reunión de los obispos latinoamericanos, que celebrarán en Medellín, a partir de la semana entrante. Esa asamblea será instalada personalmente por el Papa en Bogotá; pero las sesiones de trabajo se trasladarán a Medellín y solamente se iniciarán el martes próximo.
     "Como base de trabajo, los obispos tendrán un documento,que ha sido denunciado como revolucionario, aun por sectores moderadamente liberales de la Iglesia. Este documento, al que se acusa de emplear lenguaje izquierdizante, en ciertos aspectos, denuncia la explotación de los trabajadores, ataca las condiciones impuestas por el capital extranjero, y acusa veladamente al sistema de opresión del capitalismo en el mundo subdesarrollado.
     "Todas éstas son las razones, que hacen esperar la visita del Papa Paulo VI como algo más que un episodio para refrendar una serie de normas litúrgicas, que han transformado las funciones externas de la Iglesia, y que también han sido atacadas por los sectores más conservadores".

     Este artículo, que hemos transcrito del diario bogotense "EL VESPERTINO" nos da una idea precisa del ambiente de tensión, de sorda pugna, de temores o de esperanzas, que reinaba en Bogotá a los dos días de haber empezado el novedoso Congreso Eucarístico Internacional, en el que, como hemos ya dicho, se habló poco de Eucaristía y mucho de cambio de estructuras, de revolución y de violencia. La ya inminente visita del Papa era esperada por unos con sueños de redención y temida por otros como la chispa que podía hacer estallar la bomba contra todas las estructuras de nuestra América Latina. Los "progresistas" creían que el Papa hablaría, en sus próximos discursos, su mismo lenguaje, con energía, con claridad, con valentía apostólica. Los "conservadores" temían que la visita papal fuese la clarinada que anunciase el principio de la revolución continental, que derribase todas las estructuras religiosas, sociales y políticas de América Latina. La "Populorum Progressio" y la "Humanae Vitae" señalaban dos direcciones opuestas en la mente y la actividad del Pontífice reformador.
     La preparación socio-económica-política del Congreso Eucarístico Internacional no podía ser ignorada por el Papa y, en estas circunstancias, era imposible que el Santo Padre no abordara estos temas candentes, con franqueza y con osadía. La "Justicia Social", la "explosión demográfica" y el "ecumenismo", estos eran los temas más candentes, que, bajo las apariencias eucarísticas, se debatían en los múltiples congresos internacionales, que simultáneamente se celebraron en Bogotá, en esos días.
     Paulo VI había ya hablado sobre los dos primeros temas, en sus discutidas encíclicas, la "POPULORUM PROGRESSIO" y la "HUMANAE VITAE", que tenían direcciones opuestas: la primera apuntaba a la izquierda; la segunda en cambio, hacia la derecha. Es evidente que, en la redacción de ambos documentos, Su Santidad tuvo presente a la América Latina, al "Tercer Mundo", que tan adentro lleva en su corazón, A su tiempo veremos lo que dijo sobre estos temas en Bogotá. Permítasenos, sin embargo, hablar ahora del tercer tema, "el ecumenismo", ya que en el programa del Congreso hubo un día —el segundo— dedicado especialmente a él. Citemos el programa, que por novedoso e insólito, no deja de ser interesante:

LUNES 19 
Día del Ecumenismo
     "Concelebración en las Parroquias.
     Tema: Unidad de los Cristianos.
     "Conscientes de que el santo propósito de reconciliar a todos los cristianos en la unidad de la UNA y UNICA Iglesia de Jesucristo excede las fuerzas y la capacidad humana, en esta celebración, ponemos toda la esperanza en la oración de Cristo por la Iglesia, en el amor del Padre para con nosotros, en la virtud del Espíritu Santo. Si ahora tenemos en común el mismo Señor, la misma fe, el mismo bautismo, el mismo Padre, Dios, un día seremos plenamente un solo cuerpo participando del mismo Pan.
     (Perdone el lector si me detengo, interrumpiendo el texto, en hacer algunos comentarios a este tan peregrino exordio. La confusión y ambigüedad en el lenguaje progresista hace siempre equívoco su pensamiento).
     ¿Tenemos ahora, como dice el texto, el mismo Señor, la misma fe, el mismo bautismo, el mismo Padre Dios? Es evidente que no. Si existiera esa unidad, saldría sobrando el mismo movimiento ecuménico, que tanto buscan los progresistas, y la celebración ecuménica del segundo día del Congreso no hubiera tenido ningún sentido. La expresión, pues, es, por lo menos, gramaticalmente incorrecta. Tal vez quisieron decir: "Si ahora tuviésemos en común el mismo Señor, etc., entonces seriamos un solo cuerpo..." Es una proposición condicionada, cuya condición debe ser purificada, para que la afirmación pueda realizarse. Antes deben convertirse los "separados" y aceptar sinceramente las verdades todas de nuestra religión; antes deben participar en nuestros mismos sacramentos; antes deben reconocer la autoridad de nuestros legítimos pastores y sujetarse a ella, para poder formar con nosotros un solo cuerpo, un solo rebaño debajo de un solo Pastor.

     ¡Qué peligroso es el ECUMENISMO, cuando pretende halagar a los "hermanos separados", dándoles a entender que su separación es accidental, no substancial; que en el fondo somos somos la misma cosa o casi la misma cosa; que ha sido la obstinación y la intransigencia inquisitorial del pasado la que originó esas malas inteligencias y ahondó nuestras divisiones! Volvamos al programa:
"CANTO DE ENTRADA.
"Salmo 99
"Antífona: Venid ante el Señor 
                 entre cantares de gozo.
"Verso I: Clamad al Señor toda lu tierra, 
                 servid al Señor con alegria, 
                 entrad ante su faz con regocijo.
                                                               Otros versos: vea cantoral, pág. 117).
SALUDO
Presidente: El Señor esté con vosotros
Asamblea: Y con tu espíritu.

"ACTO PENITENCIAL.
"Presidente Perdona, Señor, todas las faltas que hemos cometido contra tu amor y que son causa de  
                     nuestra desunión.
Coro:           Cristo, ten piedad. 
Asamblea:   Cristo, ten piedad.
Presidente:  Danos tu gracia para corresponder mejor a tu designio de amor y de unidad. 
Coro:           Señor, ten piedad. 
Asamblea:   Señor, ten piedad.

 "ORACION DE LA ASAMBLEA. 
"Presidente: Dios todopoderoso y eterno, que reúnes todo cuanto está disperso: mira las ovejas de tu
                  rebaño, para que cuantos fueron consagrados en un mismo bautismo permanezcan unidos 
                   por la integridad de la fe y por el vínculo del amor. Por N. S. Jesucristo... 
"Asamblea:  Amén.

"PRIMERA LECTURA.
     "Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Efesios. 
     —Hermanos: Yo, el prisionero de Cristo, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor, esforzaos en mantener la unidad del espíritu, como una sola es la meta de la esperanza de la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo, un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo.
 
"CANTO DE MEDITACION.
"Antífona: Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios Padre.
"Verso: 1   Llamados a guardar la unidad del espíritu por el vínculo de la paz, cantamos y
                  proclamamos:
           2   Llamados a formar un solo cuerpo en un mismo espíritu, cantamos y proclamamos:
                Llamados a compartir una misma esperanza en Cristo, cantamos y proclamamos.
 
"SEGUNDA LECTURA. (Joan. 17,20-26.).
"Lectura del Santo Evangelio, según San Juan.. —En aquel tiempo, levantó Jesús los ojos al cielo y dijo: ¡Oh Padre Santo, no sólo por ellos ruego, sino también por los que creen en Mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como Tú, Padre, en Mí y Yo en Tí; que ellos también lo sean en Nosotros, para que el mundo crea que Tú me has enviado! También les di a ellos la gloria que me diste, para que sean uno como Nosotros somos uno; Yo en ellos y Tú en Mí; para que sean completamente uno, de modo que el mundo sepa que Tú me has enviado y les has amado, como me has amado a Mí. Padre, los que me diste, quiero que también estén ellos conmigo, donde estoy Yo, para que vean mi gloria, que me diste, porque me quisiste desde la fundación del mundo. Padre justo, el mundo tampoco te ha conocido, pero Yo te he conocido, y éstos han reconocido que Tú me enviaste y les he revelado tu nombre y se lo seguiré revelando, para que el amor con que me amaste esté con ellos y Yo también en ellos. 

"HOMILIA.
"Presidente: Oh Dios, fuente de unidad y de amor: míranos congregados en Cristo y por El atiende a
                     nuestras plegarias.
"Diácono comentador: Por todos los pastores de tu Iglesia, para que cumplan fielmente su misión de
                                     servidores de la unidad y la concordia entre los hombres.
"AsambleaTe rogamos, Señor.
                    Por la paz del mundo, a fin de que termine toda guerra y división entre los miembros de
                    la familia humana. Por los hermanos de todas las Iglesias, para que nuestra fe común en 
                    Cristo nos una también en una sincera caridad y servicio.
                    Para que la unidad de la fe, que brilla en la América Latina, madure en una integración
                    efectiva de sus naciones. Para que el amor, que manifestamos al comer el mismo pan, no
                    conozca fronteras de nacionalismos, razas, ni clases sociales.
                    Para que todos los peregrinos se sientan entre nosotros hermanos y unidos en una misma 
                    fe y un mismo amor.
 
"OFERTORIO.
"Antífona: Gloria a Tí por los siglos. (Otros versos: vea cantoral, pág. 120).

"ORACION SOBRE LAS OFRENDAS.
"Presidente: Dios todopoderoso, somos conscientes de nuestra debilidad y confiamos en tu fuerza;
                     concédenos la alegría de estar siempre unidos bajo tu amor. Por N. S. Jesucristo."Asamblea: Amén.

"ORACION EUCARISTICA.
"Presidente: El Señor esté con vosotros.
"Asamblea:'' Y con tu espíritu.
"Presidente: Levantemos el corazón.
"Asamblea: Lo tenemos levantado hacia el Señor.
"Presidente: Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
"Presidente: Es justo y necesario.
"Asamblea: Santo, Santo, Santo...
"Presidente: Por Cristo, con El y en El, a Tí, Dios Padre Omnipotente, en la unidad del Espíritu
                     Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.
"Asamblea: Amén.
                              PADRE NUESTRO.
                              CORDERO DE DIOS.
"CANTO DE COMUNION.
                    "Cántico de la Caridad. (Vea cantoral, pág 124). "Eres mi Pastor. (Vea cantoral, pág. 126).

"ORACION DESPUES DE LA COMUNION.
"Presidente: Derrama, Señor, sobre nosotros tu Espíritu de caridad: para que, alimentados con los
                     sacramentos pascuales, permanezcamos unidos por la gracia de tu amor. 
"Asamblea: Amén.

"CANTO FINAL.
CELEBRACION ECUMENICA DE LA PALABRA
 ("En el Campo Eucarístico. El Templete). 
     EL AMOR Y LA VENERACION A LAS SAGRADAS ESCRITURAS SON, EN EL DIALOGO CON LOS CRISTIANOS DE TODAS LAS CONFESIONES, INSTRUMENTOS PRECIOSOS EN LA MANO PODEROSA DE DIOS, PARA LOGRAR LA UNIDAD QUE EL SALVADOR OFRECE A TODOS LOS HOMBRES. LA CELEBRACION COMUN DE LA PALABRA DE DIOS SERA EXPRESION DE LA UNIDAD FUNDAMENTAL DE TODOS LOS CRISTIANOS Y BUSQUEDA DE UNA UNIDAD MAS PLENA. 
Coro de la Iglesia Presbiteriana. 
Coro de la Iglesia Bautista. 
Coro de la Iglesia Anglicana. 
Coro mixto de otras Iglesias. 
Orfeón Antioqueño.

No hay comentarios: